El futuro de la medicina, la Impresión 3D Médica

En los últimos años ha surgido el concepto de cirugía personalizada. Pero, ¿qué es realmente esto? Básicamente consiste en que la medicina se adapta a las particularidades de cada paciente, permite resolver casos complejos y abaratar costes gracias a la impresión 3D.

La implicación de la impresión 3D en el sector sanitario se ha afianzada en los últimos años y presenta multitud de aplicaciones, entre las que destacan las biorréplicas (representación sólida de una región anatómica), guías quirúrgicas (guiado de fijaciones), prótesis personalizadas, órtesis (dispositivos para modificar las características neuromusculares), epítesis (prótesis para corregir defectos estéticos), dispositivos de inmovilización, biofabricación 3D (converger a elementos biológicos) y fármacos (encapsular principios activos). De todas, nos centraremos concretamente en las biorréplicas y guías quirúrgicas, ya que son las que presentan mayor importancia actualmente.

Como su nombre indica, las biorréplicas son una representación tridimensional de una región anatómica de interés a partir de la segmentación de una imagen médica procedente de pruebas de resonancias magnéticas. Tienen gran importancia pues mejoran la planificación para los médicos en una cirugía concreta o para tener una referencia de las dimensiones concretas de una región anatómica. A continuación, se muestran algunos ejemplos de especial interés.

Figura 1: Tejido óseo – Pie.

     

Figura 2: Articulación de la rodilla (se puede interaccionar con el elemento).

Figura 3: Tejido óseo – Cadera.

También es importante hablar de las guías quirúrgicas, cuyo objetivo es reducir la incertidumbre en determinadas intervenciones. Es decir, conseguir la máxima precisión en osteotomías (operación con cortes en el hueso), guiado de fijaciones, resección de masas tumorales (extirpar un tumor) y cirugías en regiones anatómicas con riesgos de dañar otras estructuras. Algunos ejemplos interesantes son los siguientes.

Figura 4: Guía quirúrgica neurocirugía.

Figura 5: Guía quirúrgica maxilofacial.

Figura 6: Guía quirúrgica cirugía torácica

Las imágenes anteriores muestran varios ejemplos de gran utilidad en las cirugías, no obstante, el abanico de aplicaciones es muy amplio. Esta tecnología está teniendo cada vez más aceptación, sin embargo, todavía está en un proceso experimental pero augura un futuro prometedor a la nueva era de la medicina.

Documentación

Rafael García Luque para AMDIC 05/02/2021

Rafael García Luque

Socio de AMDIC

Ingeniero de la Salud